margen
Marca personal = éxito profesional[ + ]

Los profesionales que apuesten por su marca personal tendrán una ventaja competitiva en un mundo laboral en el que la puesta en valor de nuestros servicios es similar al proceso de venta de un producto a un cliente. Seremos marcas blancas o marcas de lujo dependiendo de nuestra reputación y posicionamiento.

Algunos de nuestros clientes piensan todavía que la marca personal tiene sólo que ver con los gurús americanos –bueno, a veces también incluyen alguno patrio– especializados en dar shows/conferencias, con libros en los mostradores de la FNAC y cientos de videos en You Tube.

Cuando les hablo de marca personal me miran escépticos. Yo soy un abogado especializado en propiedad industrial –me dicen– o cirujano cardiovascular, ingeniero de caminos o director general de una empresa biotecnológica.

Los que han trabajado en consultoras, sin embargo, conocen la importancia de tener un network de negocio y de ser una personalidad relevante dentro de su área de especialización. Sin esos activos es prácticamente imposible acceder a posiciones de socio y, en el medio plazo, te sustituirán por un junior con gran capacidad de trabajo y menor coste salarial.

En nuestro país tenemos ejemplos muy cercanos de profesionales que han hecho de su marca personal un activo importante para impulsar su carrera y sus negocios. España es sin duda una primera potencia en gastronomía. Adriá, Argiñano, Berasategui o Arzak son ejemplos de buena gestión de marcas personales. Podemos encontrar otros casos de éxito en la moda, la arquitectura o el sector financiero.

Dentro de cada sector, existen profesionales de referencia. En el management, la abogacía, la medicina, la comunicación o la consultoría. Han sabido construir una marca y una propuesta de valor diferenciada. Tienen capacidad de influencia. Son reconocidos y generan confianza. Han establecido redes y tienen acceso privilegiado a los que compran o prescriben sus servicios o productos.

Las redes sociales son las mejores herramientas de comunicación de nuestra marca. Nos ayudan a encontrar aliados, proveedores y clientes. Y a conseguir reconocimiento y diferenciación.

En este proceso de construcción de la marca personal no vale improvisar. Tenemos que identificar cual es nuestra propuesta de valor. Definir una estrategia con objetivos a medio plazo. Explotar herramientas tácticas. Y ser constantes y coherentes. El asesoramiento de un profesional, interno o externo, es la mejor garantía para asegurar el éxito en este proceso.

Si te ha interesado este post, puedes leer también:
Marca personal: cómo brillar en la oscuridad
¿Cuánto ganas? Depende de tu marca personal
El fusil como herramienta de comunicación

Comments are closed.

© 2010 Margen Multimedia | Todos los derechos reservados
Telf: +34 914 584 130 | Mapa web | Aviso legal