margen
Oportunidades de negocio en Redes Sociales.[ + ]

En el mundo de la comunicación las redes sociales son ahora el fenómeno de moda. Cada día, un artículo de prensa o un gurú de nuevo cuño predican el evangelio de la comunicación 2.0 como la nueva tendencia que cambiará completamente el funcionamiento de la sociedad en los próximos años.

Como profesional de la comunicación, las redes sociales me plantean un dilema interesante. Las posibilidades que abren estas nuevas tecnologías en el negocio de la comunicación son enormes. Por otra parte, tanto mi profesión como mi carácter me obligan a analizarlas desde un punto de vista crítico, y a no dejarme llevar por el entusiasmo casi infantil que ahora parece el sentimiento prevalente en mi entorno ante los Twitters, Facebooks, LinkedIns, Blogs y demás artilugios del universo 2.0.

Uno se va haciendo viejo, y una de las manías de los viejos es mirar hacia el pasado. No hace muchos años desde la burbuja puntocom, y tal vez sea útil repasar las lecciones que aquellos años nos enseñaron sobre la repercusión de las nuevas tecnologías en el funcionamiento de la sociedad y de la empresa.

Cuando Internet comenzó su difusión masiva, a finales de los años 90, se produjo un fenómeno semejante al que ahora vivimos con las redes sociales. Las predicciones utópicas sobre el poder de Internet para cambiar el mundo despertaron, por motivos que en algún momento merecerán un comentario aparte, un entusiasmo desmedido. Los más entusiastas, y los mercados financieros con ellos,  lo apostaron todo a Internet. Terra, un simple sitio Web, llegó a valer en bolsa más que el Banco de Santander. America Online, un proveedor de acceso, compró Time Warner, una empresa con un tamaño cien veces mayor.

Mientras tanto, en el entorno de las empresas tradicionales era frecuente la opinión de que Internet nunca serviría para hacer negocios. Muchos jefes pensaban que los trabajadores perderían su tiempo mirando pornografía, intercambiando chistes y jugando con el ordenador. El acceso a la red en los puestos de trabajo solía estar restringido o simplemente no existía.

Unos años después, olvidada ya la “burbuja puntocom”, quienes la vivimos nos asombramos del grado de locura que generó en los mercados financieros y en muchos proyectos de inversión. Los comportamientos irracionales, y tras ellos la vuelta forzada a la realidad, provocaron una recesión en los años 2001 y 2002. Y, sin embargo, hoy nadie duda de que Internet ha transformado muchos procesos de negocio, y la vida de la empresa sin la Web y el e-mail parece casi inconcebible.

¿Sucederá lo mismo con las redes sociales? En mi opinión, hay muchas posibilidades de que así sea. La Comunicación 2.0 cambiará la forma de hacer negocios. Empiezan a intuirse nuevas formas de relación entre la empresa y sus públicos, y nuevas oportunidades de conseguir ventajas competitivas. En los próximos años irán tomando forma, a veces de maneras que hoy ni siquiera imaginamos.

Una empresa inteligente debería empezar ya a explorar las posibilidades que las redes sociales pueden aportar a su negocio. Y debería hacerlo de forma inteligente, con espíritu abierto, sin escepticismo y sin esperar milagros inmediatos.

Comments are closed.

© 2010 Margen Multimedia | Todos los derechos reservados
Telf: +34 914 584 130 | Mapa web | Aviso legal